aditivo envases elimina listeria
Carne envasada en plástico. Foto: Encapsulae

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de la empresa tecnológica Encapsulae, han desarrollado el primer aditivo para envases alimentarios capaz de eliminar la Listeria monocytogens, la bacteria causante de las listeriosis.

El aditivo genera una superficie de contacto en los envases plásticos alimentarios que impide el crecimiento de las bacterias de Listeria. Tiene la capacidad de reducir drásticamente la población de bacterias, pasando de 100.000 unidades formadoras de colonias (ufc) a cero, en tan sólo 24 horas.

Según el profesor de investigación del Instituto de Cerámica y Vidrio del CSIC, José Francisco Fernández Lozano: “Se trata de un proceso disruptivo donde hemos modificando la distancia de los enlaces químicos de un preservante alimentario empleado habitualmente en productos cárnicos. El encapsulado del aditivo modificado en el envase plástico genera una superficie de contacto que impide el crecimiento de las bacterias. El efecto se ha demostrado, entre otros microorganismos, para la Listeria monocytogenes. Así, un simple envase de plástico aumenta la seguridad alimentaria”,

LISTERIOSIS

Desgraciadamente el pasado verano muchas personas descubrieron que existía una bacteria denominada Listeria monocytogenes, debido a la contaminación producida  en la carne mechada de la empresa Magrudis. El brote de listeriosis se saldó con más de 300 casos confirmados, 3 muertes y 7 abortos.

¿Qué es la listeriosis?

La listeriosis es una enfermedad de transmisión alimentaria causada por la bacteria Listeria monocytogenes. Se trata de una bacteria muy resistente, capaz de multiplicarse entre -2oC y 45oC, que puede crecer a pH ácidos, resistente en condiciones secas y que también puede crecer en ambientes húmedos y con poco oxígeno. Está ampliamente distribuida en el medio ambiente.

¿Qué efectos tiene sobre la salud? 

Listeria monocytogenes es un patógeno que casi siempre afecta a las personas con una enfermedad o circunstancia subyacente grave (por ejemplo, personas con inmunodeficiencia), las mujeres embarazadas, los recién nacidos y las personas mayores.

Los brotes de listeriosis se producen por ingestión de alimentos muy contaminados (>107 UFC). En la población general, la infección suele cursar con síntomas gastrointestinales como diarrea, fiebre, cefalea y mialgia, después de un período de incubación relativamente corto.

Pero los casos más graves se presentan en personas mayores, recién nacidos o personas con inmunodeficiencia. En estos casos, después de la infección inicial, tiene lugar una infección sistémica, pudiendo las formas graves de la infección, producir meningitis y dejar secuelas.

En las mujeres embarazadas la infección puede causar abortos, partos prematuros o afectar al feto.

Aunque es una enfermedad  relativamente poco común, puede ser grave, con una tasa de letalidad de alrededor del 30%.

(La Agencia europea de la seguridad alimentaria (EFSA) reportó 2.480 de casos de listeriosis confirmados durante el año 2017, con 227 muertes.)

¿Cómo se transmite?

La principal vía de transmisión para el ser humano es el consumo de alimentos contaminados, crudos o listos para el consumo humano como por ejemplo, quesos frescos, quesos de pasta blanda elaborados con leche no pasteurizada, productos cárnicos elaborados, fiambres, pescados ahumados, hortalizas crudas, ensaladas preparadas, etc. Algunos de estos productos incluyen en su proceso de producción, una fase que elimina la Listeria (por ejemplo la cocción, el horneado, etc.) pero se pueden volver a contaminar en la fase del envasado final.

Sin duda alguna, la aparición en el mercado de este nuevo producto, va a aumentar la seguridad alimentaria de los consumidores.

El producto ya está patentado y disponible para su uso comercial.

Javier Menéndez, CEO de la startup ENCAPSULAE SL. explica  que “La capacidad de producción actual permite suministrar aditivo para más de 50 millones de envases de alimentación. El aditivo está aprobado para su uso en envases plásticos de contacto con alimentos según las normativas EC 10/2011 y como aditivo activo según la EC450/2009”.

El producto está ya disponible para su comercialización

Numa Consultors: Seguridad Alimentaria y Sistemas de Gestión de la Calidad

Compartir